post-thumb

Hay un lugar en la costa asturiana donde el dramatismo y la belleza se conjugan para desplegar frente a la mirada del visitante un panorama que le deja sin aliento. Cabo Vidío, concejo de Cudillero.

Acantilados de roca cuarcítica que se elevan verticalmente hasta alcanzar los 80 metros sobre las aguas; miriadas de aves que surcan su cielo; riberas de cantos rodaos condenados a eterno vaivén por el empuje de las olas; el rugir de la vagamar cuando el Océano  desata su bravura; y en el corazón de la roca, en lo más profundo del espolón rocoso, una joya de la geología: La Iglesiona.

En la vertical del faro de Vidío, en las entrañas de la roca, se abre una oquedad de 60 metros de altura, horadada y esculpida por el paso del tiempo y por las peculiares condiciones que se dan en este punto, el más exterior del cabo.

Visita con nosotros esta joya de la geología y acompáñanos en una visita a uno de los parajes más hermosos de la  costa asturiana.

Conoce su entorno y sus gentes en un concejo donde conviven vaqueiros y percebeiros.

Leer más